GASTOS HORMIGA

13 de Febrero de 2018 comentarios(0)
  • LOS GASTOS HORMIGA

    También llamados gastos "hormiga", porque son pequeños y casi imperceptibles como estos insectos, estos pasivos pueden resultar demoledores cuando se juntan.

    De acuerdo con Mariano Cabrera, experto en negocios, los gastos hormiga son esas pequeñas cantidades de dinero que dirigimos periódicamente, incluso a diario, y que no tenemos contemplado de manera formal en nuestro presupuesto.

    "Pueden ser botellas de agua, gaseosas o el café de la mañana, hasta limosnas o las propinas que das en una cena. Todas esas pequeñas erogaciones se convierten en fugas inconscientes de tu capital", explica el especialista.

    "Si realiza el ejercicio de sumar ese consumo diario y los traslada a períodos de tiempo más largos, podrá evidenciar que ha gastado una gran cantidad de dinero y que pudo haber establecido un buen ahorro con esos recursos", explica el programa de educación financiera de la entidad.

    Para la firma Lineru, compañía dedicada a préstamos rápidos, estos micro gastos son los que en realidad convierten su vida financiera en una pesada carga, pues como reza el dicho popular "de centavo en centavo, se va llenando el saco", y cuando se da cuenta de todo del dinero que disponía ya no le queda ni la cuarta parte, porque precisamente por su naturaleza "mínima" pasan completamente desapercibidos.

    "Se estima que los colombianos gastan al menos un 40% de sus ingresos en artículos o productos que no son de primera necesidad, más que nada relacionados con compras pequeñas como las que se pueden realizar en una tienda al pedir una bebida, cigarrillos, etc. Al dejar que esto pase y se convierta en una rutina, esos ingresos no pueden destinarse para cosas importantes como el pago de un préstamo de libre inversión, actividades de ocio y recreación, o más importante aún, el ahorro, algo fundamental para una excelente salud financiera", aseguran miembros de Lineru.

    Cómo identificarlos

    "Es clave que usted considere ordenar sus finanzas y ajustar sus hábitos de consumo para tener lo que necesita y destinar una parte de sus ingresos para ahorrar. La recomendación es identificar con claridad esos consumos diarios que hacen que su dinero desaparezca sin darse cuenta", explican los especialistas.

    Pueden ser consumos que no pasan de unos 1.000 o 2.000 de pesos al día, pero que al sumar cuánto gasta al año pueden representar un valor importante.

    "Si usted quiere empezar a enterarse de sus gastos hormiga, identifique, por ejemplo, cuántas tazas de café o gaseosas compra al día, tome su valor unitario y multiplíquelo por la cantidad diaria, luego por los días de la semana y luego por las 52 semanas del año. Aplíquelo así a cada gasto que usted considere que realiza de manera rutinaria.

    Procure utilizar una libreta, hoja electrónica o una de las tantas aplicaciones móviles para manejo de presupuesto que nos permiten llevar el registro de los gastos diarios, por lo menos, mientras toma conciencia de ellos. Para poder fumigar a las hormigas que se llevan su dinero, lo primero que debe hacer es poner una meta clara que lo motive a ahorrar. Convierta a las hormigas en aliadas de su ahorro, recuerde que de gota en gota se llena la copa", agrega Asobancaria.

    En esto coinciden los expertos de Porvenir, quienes aseguran que una vez se sepa con certeza en dónde se encuentran exactamente esas fugas de la cartera, se deben tomar decisiones.

    "Considere aquellas compras necesarias y descarte todos los caprichos. Con el fin de conocer cuánto dinero dispone para sus antojos inesperados, elabore un presupuesto semanal. Adquiera solamente lo que en verdad necesita y no se deje llevar por la emoción del momento. Nunca es tarde para modificar los hábitos de consumo. Todo es cuestión de actitud y voluntad", apuntan.

    Evite el efectivo en el bolsillo y otros consejos

    El blog de finanzas de Seguros Sura hace algunas recomendaciones para que evite los gastos hormiga, entre ellas no incumpla sus obligaciones financieras y no afecte sus ahorros:

    • 1 Enamorarse del dinero electrónico: puede que llevar el dinero en efectivo no sea la mejor idea, por lo menos no en grandes cantidades. Cargue en su billetera lo mínimo que necesita en su cotidianidad y deje el resto en su tarjeta débito para pagos y compras.

    • 2 Diga no a los gastos invisibles y lleve registro: identifique en qué "se le va" la plata. Basta con que haga este ejercicio durante unos días: anote en una libreta o un libro de Excel cada gasto que realiza por pequeño que sea. Al cabo de un tiempo tendrá el panorama de sus egresos y la respuesta a sus problemas: debe evitar gastar en dulces, antojitos no programados, cigarrillos, etc.

    • 3 La alcancía es la mejor aliada: se sorprenderá de cuánto podría ahorrar guardando las monedas que le sobran todos los días después de haber pagado un pasaje o comprado un snack en una máquina electrónica. Échela a la alcancía para tener un ahorro alterno.

    • 4 Que no le falte nada: compre lo que realmente necesita para evitar los gastos hormiga. Aplique esto en todos los ámbitos de su vida y administre responsablemente su salario.

    • 5 Los topes de gastos deben ser prioridad: si solo puede gastar $200.000 cada quincena en alimentación (por ejemplo), debe apegarse a esa cifra, ni más ni menos (eso incluye los gustos que se de). Si sabe que los gastos pequeños pueden modificar ese tope, evítelos. No pierda de vista el plan que trazó para sus finanzas personales.

    • 6 Ahorrar, ahorrar, ahorrar: no toque sus ahorros si no le alcanzó el dinero para llegar hasta la otra quincena. Cumpla su presupuesto personal y recuerde que debe destinar mínimo el 10% de sus ingresos para el ahorro.