TRUCOS PARA TIRAR PASO

23 de Noviembre de 2017 comentarios(0)
  • Bailar bien con fluidez y gracia es el sueño de todas las personas que bailan, ya sea a nivel profesional como a nivel personal.

    Sin embargo, también existen estrategias y técnicas que pueden ayudar a cualquier persona aficionada al baile a bailar bien y a tener más fluidez y gracia

    Libérate de tus tensiones físicas habituales.

    El primer paso para bailar bien con fluidez y gracia es liberar tu cuerpo de tensiones habituales. Las tensiones que normalmente se esconden en el cuerpo obstruyen la fluidez de los movimiento en el baile. También limitan tus posibilidades de movimiento.

    También puedes sanar tus hábitos de tensión estudiando técnicas de movimiento somático como la Técnica Alexander o los Fundamentos de Bartenieff.

    Reduce el estrés en tu vida.

    La relajación del cuerpo y la mente es esencial para bailar bien. Cuando tienes demasiado estrés tu mente pierde concentración. Se te hace más difícil recordar movimientos y pasos, mantener la coordinación y el balance, y expresar tu creatividad.

    El estrés también afecta la capacidad física de tu cuerpo para bailar y aprender destrezas de baile.

    No permitas que los estragos del estrés arruinen tu baile.

    Despierta el conocimiento acerca de tu cuerpo.

    Aprende a conocer tu cuerpo a un nivel profundo. Estudia técnicas de movimiento que te ayuden a experimentar los movimientos orgánicos de tu cuerpo.

    Toma clases que te ayuden a entender y sentir los mecanismos orgánicos de tu cuerpo. Las clases de anatomía y kinesiología para bailarines son excelentes.

    Prepara tu cuerpo y tu mente antes de bailar con relajación y ejercicios de calentamiento.

    Tu mente y tu cuerpo necesita preparación antes de empezar a bailar para que puedan funcionar en armonía. Si estás con estrés físico o mental, se te hará imposible bailar bien y mucho menos tener fluidez y gracia.

    Procura dedicar al menos 20 minutos para tus ejercicios de calentamiento.

    Elimina los pensamientos negativos y las críticas.

    Libérate de los complejos y autocríticas que te hacen perder concentración. No te maltrates teniendo pensamientos negativos acerca de tu cuerpo y apariencia física.

    Disfruta cada momento del baile al máximo.

    Aprender un baile requiere de mucho esfuerzo y disciplina. No te dejes agobiar por las dificultades y retos. Ni te enfoques excesivamente en el resultado deseado. Pon tu atención en las sensaciones placenteras que el baile despierta en ti. Saborea cada minuto, cada movimiento y cada paso.